Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
DRAMATURGIA Y NARRATIVA DE LA MEMORIA
BLOG DE IVAN VERA-PINTO SOTO
img
11 de Septiembre, 2017    General

Había una vez un actor que se llamó Guillermo Zegarra.

Había una vez un actor que se llamó Guillermo Zegarra.

Iván Vera-Pinto Soto

Cientista Social, pedagogo y escritor

 

 

 

 

Guillermo Zegarra relataba que había recorrido la pampa salitrera y todo el país junto a los elencos de Rolando Caicedo, Juan Ibarra, Víctor Acosta, Arturo Bührle e Ítalo Martínez, entre otros. A la par, no olvidaba a otros actores y músicos que también hacían itinerancia por las Oficinas y que disfrutaban de un gran prestigio: Manuel Cabezas, Pepe Codina, Oscar Picón, Senovia Castro, Fortunato Pinto, Marina y Rogelia Navarro, Nicolás La Rosa y Claudina Morales, esta última fundadora del Teatro Nicanor de la Sotta y activista feminista (MEMCH). Desde 1936 hasta 1946 Zegarra trabajó como director de teatro obrero en las oficinas salitreras de Bellavista, Chile y Victoria, auspiciado por las mismas empresas.

 

Es de suponer que todos estos actores se formaron lisa y llanamente en las “tablas”, es decir de manera intuitiva, gracias al adiestramiento que habían recibido de otros actores con mayor experiencia. Exactamente, Zegarra, en una entrevista para Eco Pampino (2003), narra sus inicios en el teatro: “El año 1931 llegó un circo y quedó botado con la carpa. A su cargo quedaron cuatro personas, un señor Franklin, un señor Lara y un señor Farfán, todos ellos sin poder trabajar. Entonces, nos reuníamos los muchachos de los grupos de teatro en un bar a tomar leche, más que nada por reunirnos. Conversando con ellos yo les dije que por qué no nos hacían trabajar a los aficionados en la carpa en vez de tenerla abandonada. Sencillo dije yo, aquí hay chiquillas que cantan muy bien, hay muchachos que tocan guitarra y que cantan, ustedes pueden hacer cuatro números y muchos números cortos. Para abreviar la cosa, un día me dijeron que si yo quería presentarme en el circo tenía que hablar con el señor Lara, a quien le dije: “Mire, yo con mi amigo tenemos un dúo cómico”, fue así como me dejaron un mes y medio trabajando con los aficionados. Reunieron plata, trajeron a gente del sur y siguieron en giras por el Norte. Yo trabajé de payaso con un amigo que era muy popular aquí y que se llamaba Rolando Caicedo.” (5)

 

Don “Willi” aseguraba que normalmente tenían que estrenar en poco tiempo varias piezas, por lo tanto los ensayos eran breves y el aprendizaje de los libretos debía hacerse con rapidez. Muchas veces había un solo guion que iba pasando de mano en mano para su lectura y memorización. Era evidente que por el apresuramiento de los montajes, los actores no alcanzaban hacer un estudio exhaustivo de sus personajes y que en el escenario debía improvisar los textos. De ahí la importancia que tenía el consueta, un colaborador que auxiliaba al actor a recordar los textos o por lo menos daba los pies de cada parlamento. Este ayudante estaba oculto entre las bambalinas o en el mejor de los casos se construía un dispositivo escénico ubicado en el primer plano, bajo el escenario, donde se ocultaba. Zegarra – explicaba – que debía ser muy hábil para improvisar, usar “morcillas” o inventar trucos para salir airoso en algunos momentos de aprieto a consecuencia de la ignorancia del texto y por la poca familiarización con la escenografía y utilería.

 

Otro dato curioso era que todo actor que se preciara de tal debía contar con su baúl de vestuarios, pues muchas veces las compañías no contaban con estos implementos. Por esta razón, Zegarra siempre portaba un frac o un esmoquin para la denominada alta comedia, un juego de trajes, la tenida de huaso para las piezas camperas, zapatos de charol, polainas y cuellos duros.

 

Aquellos que se tasaban como buenos actores, naturalmente formaban sus propias compañías y escribían sus obras hechas a la medida de su elenco. Don “Willi”  no fue la excepción y en su extensa vida artística escribió obras, juguetes cómicos y libretos de entretenimientos. La primera fue Tres matrimonios distintos y una violencia, Brujilda Maluenda, Santa Carmen de Humberstone y El Rey llorón. La compañía de Elena Puelma, pionera del teatro chileno, le representó Churumbelo y la Dama del camino. Otras de sus creaciones son: A mi casa llegaron los marcianos, Margarita, el remolino de la pampa y La cuarta comisaría. Sumemos sus monólogos cómicos: El bombero, El boxeador, El tortillero, El organillero, El cesante en el rancho, Llegada del general Mimeola, El comerciante chino, Qué animal es el hombre, Arriba el hombre abajo la mujer, Conferencia sobre el palo, Conferencia sobre el hoyo, Conferencia sobre el chancho.

 

Por los años 30 ya era un actor de notoriedad en la ciudad, prueba de ello es el inserto aparecido en el Tarapacá en el mes de mayo de 1933, donde se indica que el  2 de junio, en el Teatro de la Parroquia San José se presentará un hermoso drama de tres actos y cinco cuadros “y un novedoso fin de fiesta que dirige el conocido, popular y regalón del público, Willi Zegarra”. Ese afecto de la gente se vio reflejado hasta sus últimos días: se le reconocía en las calles y se le saludaba con cariño.

 

El 20 de noviembre de 1934, El Tarapacá publica una nota que señala un acto que se efectuará en el Teatro Municipal con motivo de su despedida de la ciudad. Fue precisamente en ese año que se fue a Santiago con la Compañía de Comedia que dirigía Juan Ibarra y el folclorista Víctor Acosta. Con este elenco inició una gira desde Arica hasta Castro. Cuando regresó a Iquique después de tres años, en un tercer periplo se quedó definitivamente en su tierra. En 1936 lo contratan en la Oficina Salitrera Bellavista, luego en la Oficina Chile y, finalmente, en la Oficina Victoria, hasta el año 1946. En esos diez años presentó más de un treinta de obras relacionadas con la vida misma de la pampa.

 

Valga decir que Zegarra tuvo una artística muy productiva que se vio expresada en múltiples publicaciones de la época. Por ejemplo, El Tarapacá (29-12-1940) daba a conocer que estuvo a cargo de la Fiesta de la Primavera en la Oficina Mapocho. Lo cierto es que mucho más podríamos contar de su vida teatral y de sus andanzas por Venezuela (1973-1980) y de su regreso a Iquique por la década de los 80 del siglo anterior, donde continuó escribiendo y actuando ocasionalmente en el Teatro Universitario Expresión y de manera independiente.

 

Sin pretender bajar a un lirismo excesivo, diría que perteneció a esa legión de hombres carismáticos y apasionados por el teatro, que en ningún día dejaba de imaginar la posibilidad de hacer un nuevo proyecto y de entregar dadivosamente su rica experiencia a las nuevas generaciones de actores. Así lo hizo hasta el momento postrero de su existencia, dejando grabado en la memoria colectiva su impronta y su generoso corazón. Sin discusión, nos dejó muchísimas enseñanzas. Posiblemente, la  más valiosa fue su desprendido sentido del humor, actitud que se expresó en su agudeza, finura, alegría, oportunidad, serenidad, ecuanimidad y muchos otros rasgos auténticos que logró transmitir sobre y bajo el escenario.

 

En pocas palabras, diríamos que su filosofía de vida se sustentaba en darlo todo por el otro, darlo todo por el teatro, darlo todo por un ideal y darlo todo por un sueño imposible.

 

Palabras claves , ,
publicado por goliath a las 16:39 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (212)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
» Web Teatro de la Memoria
» Blog Cultura y Arte
» Web Teatro Expresión
MÁS LEÍDOS
» Análisis texto
» ARTICULO: LA MAR ESTA SERENA
» ARTICULO: LENGUAJE MEDIATICO
» ARTICULO: LUZ NEGRA
» LA ULTIMA BATALLA
» OBRA TEATRAL "EL DESPERTAR"
» OBRA TEATRAL: ETERNAL (RECUERDOS ATRAPADOS EN UN ATAÚD Y ENTRE ANIMAS Y FANTASMAS)
» OBRA TEATRAL "BOLERO DE SANGRE"
» PASION Y ARTE
» SITIOS WEB INFORMACIÓN OBRAS CORUÑA Y EL DESPERTAR
SE COMENTA...
» RADIO E IDENTIDAD
1 Comentario: IHIYYGYGYGKYG
» ARTICULO:AMORES Y DESAMORES
2 Comentarios: ADRIANA ALDANA, lola
» IDOLOS DE BARRO
1 Comentario: david
» ANTOLOGIA TEATRO DE LA MEMORIA
1 Comentario: jose alberto fernandez
» ARTICULO:POR ARTE DE MAR
1 Comentario: Luisa Elberg-Urbina
AL MARGEN
TEATRO DE LA MEMORIA
BIENVENIDO AL BLOG TEATRO DE LA MEMORIA

Dramaturgo Iván Vera-Pinto Soto - IQUIQUE-CHILE
FULLServices Network | Blogger | Privacidad