Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
DRAMATURGIA Y NARRATIVA DE LA MEMORIA
BLOG DE IVAN VERA-PINTO SOTO
img
10 de Octubre, 2011    General

ENTREVISTA WILLIE ZEGARRA

                                                                                                                              http://www.saltimbanqui-in-situ.blogspot.com

 

 

                                      Vida, pasión y muerte de un saltimbanqui

         

ENTREVISTA

 

 

 

 

Señor

Iván Vera-Pinto Soto

Presente

 

 


Estimado amigo:

 

Como ya es de tu conocimiento estoy trabajando en el proyecto que dará cuerpo al libro que tratará sobre nuestro Willy Zegarra y recurro a ti para obtener información sobre algunos aspectos de su vida. Creo que vuestra opinión, conocimiento y experiencia profesional es importante para construir su perfil, por supuesto destacando vuestro aporte y fuente de origen.

 

Por lo tanto aprovechando la tecnología, la tranquilidad y reflexión que aporta la entrevista escrita te solicito me respondas las siguientes preguntas, sin limitaciones, ni censuras por si algo más quieres agregar y que no corresponda a lo explicito de las preguntas.

 

1.- ¿Cómo y por qué  Willy Zegarra se ha constituido como un icono del Teatro Pampino?

 

En el contexto del teatro social de los años 30 en el norte de Chile, no podemos obviar algunas figuras que brillaron con luces propias, tales como Pepe Pauletti, Nena Ruz y Guillermo Zegarra. Todos ellos tuvieron un denominador en común: Fueron comediantes que proyectaron sus obras en numerosas giras regionales y nacionales, a través de teatros móviles, lo que hoy conocemos como itinerantes. Los contenidos de sus realizaciones se encaminaron preferentemente hacia el humor, con algunos  ribetes de carácter social, pero acentuando el divertimento teatral. Además, con desbordante entusiasmo llevaron a escena zarzuelas, operetas, revistas humorísticas, sainetes, dramas y espectáculos circenses. Estas producciones contaron con el apoyo de la administración de algunas oficinas salitreras o simplemente fueron producto de una labor de autogestión. Precisamente, Willy Zegarra recordaba haber recorrido todo el país junto a los elencos de Rolando Caicedo, Juan Ibarra, Víctor Acosta e Italo Martínez, entre otros.

 

Hay que reconocer que la acción de estos teatristas marchó por un carril paralelo  a la de los conjuntos obreros que sobresalieron a comienzo del siglo pasado, tal como lo fue, por ejemplo,  Germinal, el que efectúo una labor muy sostenida en Antofagasta hasta la década de los 40, sufriendo todos los vaivenes políticos y culturales que experimentó el país en ese ciclo.

 

Lo cierto que las practicas teatrales de Zegarra y Pauletti, en la década de los 30, no se encaminaron por una propuesta reivindicativa, a diferencia de los conjuntos Luz y Progreso, Agrupación de Rafael Frontaura y Redención Cultural. Estas instituciones abiertamente combinaron temáticas sociales, políticas, juguetes cómicos y actos variedades, dirigidos a sus asociados, simpatizantes y trabajadores en general.

 

A pesar de ello, Zegarra y Pauletti, cumplieron como comediantes un importante rol de entretenimiento para los trabajadores de las oficinas salitreras y público iquiqueño. También participaron por los mismos años, junto a una veintena de conjuntos teatrales, de un movimiento cultural regular en las mutuales obreras. Los círculos más populares por esos años fueron: La Federación Obrera de Chile, Los Bohemios, Luís Paoletti, Domingo Gómez Rojas (Ateneo), Alondra y Enrique Báguena, cuyos entusiastas integrantes- compuesto por proletarios y empleados- hacían esfuerzos por proyectarse a un considerable público con sus didácticos y populares espectáculos.

 

Cabe destacar que don Willie desde 1936 a 1946 trabajó como director de teatro obrero en las oficinas salitreras de Bellavista, Chile y Victoria, financiado por las mismas empresas.

 

Tal vez, el mayor fundamento que convirtió a Zegarra en icono del teatro pampino fue, sin duda, su longeva experiencia la que se transformó en un verdadero libro del alma ingenua y  popular.

 

Si tuviésemos que tipificarlo artísticamente, diríamos que fue un juglar de toda la vida; un obrero del teatro que hizo su labor con vigor inusitado y alegría espiritual, cualidades que lo acompañaron hasta los últimos días de su vida. En otras palabras, fue un artista apasionado que develó, como un humilde manifiesto, la vida de los fantasmales personajes de antaño, de Iquique y su pampa, de un tiempo violento y romántico reservado en el imaginario local  y quizás sepultado por la modernidad.

 

En su interminable y aventurero camino nos dejó muchísimas enseñanzas de sabiduría. Quizás, lo  más valioso fue, sin lugar a dudas, su desprendido sentido del humor, actitud que se expresó en su agudeza, finura, alegría, oportunidad, serenidad, ecuanimidad y muchos otros rasgos positivos que logró transmitir en los ambientes donde él frecuentaba. Su filosofía de vida consistía en darlo todo por el otro, darlo todo por el teatro, darlo todo por un ideal y darlo todo por un sueño imposible.

 

 

2.- ¿Vuestra opinión acerca de cómo Guillermo Cegarra se transformó en el mito urbano Willy Zegarra.

 

Podemos aseverar que la figura de don Willie se adscribe a lo que se denomina “mito urbano”,  es decir a esa historia supuestamente verdadera, que se propaga de boca en boca. Y que, por lo general,  resulta  entretenida, a veces rozando a lo increíble, y que nadie puede explicar como nació.

Suele encontrarse muchas veces en provincia algún personaje pintoresco y carismático, conocido y querido por todos. Este protagonista ha tenido siempre una vida "anterior" desconocida por la mayoría de los habitantes de la localidad y esa existencia ha tenido, en muchos casos, un valor y una riqueza que pudieran sorprender a cualquiera. Efectivamente, quienes pertenecemos a la generación teatral de los años 70, sabemos que la figura de don Guillermo Zegarra, era ignorada en este ámbito, debido que su labor se centró principalmente en las oficinas salitreras, por los años 30.

 

Fue recién a partir de los años 80, al regresar don “Willie” a  Iquique e integrarse al Teatro Expresión, cuando comienza a tener una figuración en el quehacer artístico local y social. Por medio de sus propios relatos y de algunos pampinos antiguos, comenzó a redescubrirse a uno de los actores pionero del teatro cómico pampino. Posteriormente, vendrán algunas entrevistas en diferentes medios de comunicación regional y nacional que permitieron redimir y  difundir al personaje popular de la cultura pampina.

 

Porque lo conocí y conviví cerca de él, podría probar que más allá de su intensa y fructífera experiencia teatral ampliamente reconocida, fue un hombre que desbordaba empatía y solidaridad; variables fundamentales para convertirse en un ser querido y respetado por toda la gente.  A veces, hay personajes que pueden tener mayor talento y títulos, pero que sin embargo no logran trascender, ya que viven encerrados en sus pequeños mundos y no son capaces de compartir con otros sus conocimientos. En cambio, don Willie, era generoso y abierto con todos, independientemente de sus posiciones artísticas, ideológicas y políticas. Ello le permitió rápidamente ganarse el afecto de sus pares y del público, todo lo cual le permitió ser promovido espontáneamente al sitial de líder artístico iquiqueño.

 

Otro aspecto, que tal vez haya contribuido a la formación del mito urbano es su vida personal, llena de pasiones, aventuras, galanterías y anécdotas. Don “Willie”, a pesar de sus limitaciones físicas y su edad, era un hombre que amaba a las mujeres y no sólo a una, sino a todas.  Era, por naturaleza, persuasivo y seductor, capaz de conquistar a todo el género femenino, desde las más jóvenes a las más maduras. Por ello, era normal verlo rodeado de admiradoras y parientes postizas que se arrimaban a su sombra. Sin embargo, siendo un hombre de muchos lances, fue un caballero que respetó a las damas y supo cumplir con sus obligaciones. Además, - tal como él lo explicó- “nunca estuvo vinculado a la bohemia, no fue un bebedor ni siquiera fumó un solo cigarrillo en su vida”.

 

Finalmente, creo que su espíritu positivo, su perenne capacidad para soñar, su magia y su sentido del humor, fueron los pilares humanos fundamentales que sostuvieron su original y dilatada carrera artística; la que además logró conectarse de manera afectiva con las  diferentes generaciones teatrales y con su tierra, como nadie lo ha hecho hasta hoy en el mundo artístico local.

 

 

3.- ¿Cómo y porqué llegó a ser funcionario de la Universidad Arturo Prat

 

En marzo del año  1982, el Teatro Expresión hizo un invitación pública a personas con experiencia teatral que quisieran trabajar en el proyecto escénico universitario. Fue así que se acercó,  ofreciendo su experiencia y servicios, don Guillermo Zegarra. Su primera actividad consistió en realizar la escenografía de la obra de García Lorca, La Zapatera Prodigiosa, la cual se estrenó ese mismo año. Al poco andar, don Willie, se ganó el afecto y el respeto de los teatrista de nuestra agrupación. A solicitud del director de la compañía, fue contratado por el Instituto Profesional de Iquique (IPI), para cumplir las labores de escenógrafo y de servicio en la Sala Veteranos del 79. Desde esa fecha hasta su fallecimiento la Universidad Arturo Prat, lo mantuvo como funcionario de planta, destinado exclusivamente para apoyar el trabajo técnico del teatro universitario.

 

En el año 1983 el Teatro Expresión estrenó su obra  “Margarita, el remolino de la pampa ", pieza que en el mes noviembre del mismo año se proyectó en las salas del Centro Cultural del Banco del Estado y en el Centro Cultural de La Reina, en Santiago. El mismo año participó como protagonista en la pieza de Luis Soto Ramos “Risas a la Chilena”, con la cual el Teatro Expresión efectuó una labor de extensión en diferentes niveles y sectores de la comunidad local.

 

En el año 1984, actúa en la obra “Woyzcek” de George Buchner. En enero de 1989, junto a otros actores del elenco, participó en la realización del film sueco-chileno “Entre el Trigo y el Látigo” del cineasta Luis Francisco Roca, realizando el papel de un viejo pampino radicado en Huara, precisamente  para la época del auge de la industria salitrera. 

 

En las temporadas teatrales 1996-1997 intervino en la obra de Bernardo Guerrero, “Del Chumbeque a la Zofri”, representándose a sí mismo, como un personaje popular iquiqueño. Indudablemente fue una  interpretación  original para  la escena local. 

 

En el año 2002, recibió una distinción institucional de la UNAP por sus 20 años de servicio ininterrumpido en la Casa de Estudios.

 

En el mes de noviembre, del 2003, la Universidad Arturo Prat, a través de Ediciones Campus, le publicó un libro de poemas denominado ¡Pampa Mía!, el cual se distribuyó en diferentes establecimientos educacionales de la zona.

 

 

4.- Treinta años de la vida de Willy Zegarra no transcurrieron en Chile,  regresa ya de edad, ¿Qué sabes de ese periodo de su vida?

 

Por los antecedentes que él mismo me comentó, después de terminar de  trabajar como director de teatro en oficina salitrera Victoria, en el año 1950, construyó un parque de entretenciones, compuesto de un carrusel de caballos grandes y una silla voladora. Con esta pequeña empresa recorrió todo Chile, hasta que en el año 1973, producido el golpe de estado, quedó cesante al quebrar su negocio en su paso por nuestra ciudad. Fue así que decidió salir del país a probar suerte junto a unos familiares que lo cobijaron.

 

Para el año 1974 se estableció en un pequeño departamento de Caracas, al cual- según sus propias palabras- nunca se habituó,  “porque tenía un espacio reducido y no podía hacer sus trabajos manuales”. No obstante, al poco tiempo,  encontró trabajo como portero del Teatro La Campiña y esto lo reanimó, ya que estaría en contacto con el arte que tanto amaba.

 

La Campiña, era una sala de teatro comercial donde diversas compañías venezolanas presentaban sus montajes profesionales. De todas las obras vistas, él recordaba con mucho afecto la pieza musical Anita. Pero la dicha no le duró mucho, la institución quebró debido a la escasa aceptación que tuvo su última super producción, se trataba de la versión teatral de Drácula. Durante todo ese tiempo no trabajó como actor, estuvo dedicado exclusivamente a labores de servicio en el recinto y comenzó a escribir algunas obras. Para el año 1979 retornó a Chile, primeramente a Santiago y luego a Iquique en búsqueda de trabajo. Aquí fue recibido por otros familiares, quienes les brindaron su ayuda económica y protección.

 

5.- Alguna anécdota personal de convivencia directa con Willy.

 

Una de tantas anécdotas fue la que ocurrió con motivo de la presentación de su obra “Margarita, el remolino de la pampa”, en el Centro Cultural del Banco del Estado, en 1983, en la capital. Antes de iniciar la función el elenco estaba preocupado por la reacción que pudiera tener ese público santiaguino sofisticado e ignorante de la realidad pampina. Además, a esa representación asistieron el dramaturgo Fernando Cuadra y varios actores profesionales. Sumemos a ello que habíamos tenido un falla técnica con la grabación de una canción introductoria, la que finalmente tuvo que interpretarse “a capella” por los actores. Don Willie, increíblemente, nos sorprendió a todos, sacando una tremenda fuerza interior entonó el canto a la pampa como si fuera un avezado solista y, luego, al interpretar el personaje del padre en la historia, hizo emocionar al público hasta las lágrimas e incluso a sus propios compañeros. Fue una noche mágica, porque para sorpresa de todos, los buenos comentarios y elogios reinaron en esa ocasión, debido, sustancialmente, a la ingenua, natural y verdadera actuación de este experimentado actor.

 

 

Esperando  vuestra respuesta y agradeciendo de antemano el aporte, me despido de ti.  Gracias.

 

                                                                                                           Guillermo Ward

 

 

 

Palabras claves
publicado por goliath a las 17:39 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (212)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
» Web Teatro de la Memoria
» Blog Cultura y Arte
» Web Teatro Expresión
MÁS LEÍDOS
» Análisis texto
» ARTICULO: LA MAR ESTA SERENA
» ARTICULO: LENGUAJE MEDIATICO
» ARTICULO: LUZ NEGRA
» LA ULTIMA BATALLA
» OBRA TEATRAL "EL DESPERTAR"
» OBRA TEATRAL: ETERNAL (RECUERDOS ATRAPADOS EN UN ATAÚD Y ENTRE ANIMAS Y FANTASMAS)
» OBRA TEATRAL "BOLERO DE SANGRE"
» PASION Y ARTE
» SITIOS WEB INFORMACIÓN OBRAS CORUÑA Y EL DESPERTAR
SE COMENTA...
» RADIO E IDENTIDAD
1 Comentario: IHIYYGYGYGKYG
» ARTICULO:AMORES Y DESAMORES
2 Comentarios: ADRIANA ALDANA, lola
» IDOLOS DE BARRO
1 Comentario: david
» ANTOLOGIA TEATRO DE LA MEMORIA
1 Comentario: jose alberto fernandez
» ARTICULO:POR ARTE DE MAR
1 Comentario: Luisa Elberg-Urbina
AL MARGEN
TEATRO DE LA MEMORIA
BIENVENIDO AL BLOG TEATRO DE LA MEMORIA

Dramaturgo Iván Vera-Pinto Soto - IQUIQUE-CHILE
FULLServices Network | Blogger | Privacidad